martes, 27 de septiembre de 2011

El poder de la metáfora

Una lágrima destellaba música azul...(*)
Una entrevista de VÍCTOR-M. AMELA a Ted Cohen (**), filósofo de la metáfora

Qué es la metáfora?
Lo que nos hace humanos.

¿No era el lenguaje?

Lo indiscutible es que el ser humano es la única criatura con capacidad metafórica, con talento para la metáfora.

¿En qué consiste ese talento?

Captas un retorcimiento del lenguaje que dice que una cosa es otra, ¡y lo entiendes!
Por ejemplo
“El señor es mi pastor”, dice la Biblia. Identificar a Dios con un pastor de ovejas podría ser incomprensible, pero no: entiendes.

¿Cuál es su metáfora favorita?
“Macbeth mató al sueño”, dice Shakespeare. Se entiende: el sueño perdura, pero se altera el ánimo con que entramos en él.
Otra metáfora.
El Cantar de los Cantares, libro del Antiguo Testamento, ¡es una sucesión de fabulosas metáforas sexuales!: “Ven a mi jardín”…
Quizá no sea posible hablar o pensar sin metáforas.
Sí lo es: si señalo una taza y digo “esto es una taza”, uso lenguaje literal: la metáfora – uso inusual del lenguaje-es posible porque hay un uso usual del lenguaje.
Y un uso metafórico ¿puede pasar a convertirse en un uso literal?
Un día alguien dijo que una música era azul, blues:construyó una metáfora. Y lo que fue lenguaje metafórico es hoy lenguaje literal: blues como género musical. Una metáfora muere… y engendra un sentido literal.
“Una metáfora muere”: ¡acaba de hacer usted una metáfora!
Somos animales metafóricos. Somos fabricantes de metáforas. Somos lectores de metáforas. Supuramos metáforas.
¿Este talento podría ser previo al lenguaje articulado?
No creo: yo lo vinculo a la gramática.
¿Seguro? Si en el perfil de una montaña veo la cabeza de un perro…
Estudios psicológicos concluyen que el bebé no tiene talento para la metáfora.
¿Por qué?
No es capaz de verse a sí mismo como si fuera otro. El talento para la metáfora exige capacidad para la empatía: ver al otro como si fueras tú, verte a ti como si fueras otro.
¿Qué dicen los neurólogos al respecto?

Citan las neuronas espejo: capacidad neuronal para imitar conductas y actitudes de congéneres. Es un modo de aprendizaje.
Viéndote otro, ¿aprendes a ser tú?
Somos metáfora del otro, sí. Así es como entiendo que podrá afectarme a mí todo aquello que haya afectado a otro. Empatía.
Sin capacidad para la metáfora, ¿habría arte?
El arte narrativo sería imposible.
¿Y el pictórico?
Tú miras un cuadro, ¿y qué estás viendo? “Es Jesucristo”, dices, pero es una imagen de una suposición de Jesucristo. Metáfora.
¿Y el séptimo arte?
Vas al teatro y dices: “Es John Wayne”; lo es…, pero vas al cine y dices: “Es John Wayne” de una imagen filmada de Wayne en movimiento. ¡Está bien llamarlo movies!
Y, encima, John Wayne… representando a un personaje.
Hay quien no lee la metáfora e identifica actor y personaje. Puede sucederle al propio actor, como a Johnny Weissmuller, pobre.
¿Algún cineasta muy metafórico?
Buñuel representa en Viridiana una cena de mendigos… que representa a su vez la Última Cena de Jesucristo: si no conoces el referente bíblico, no puedes ver esa escena.
Las claves religiosas son constantes en el arte, ciertamente…
Buñuel odia y ama a la vez a la Iglesia, como Picasso a los toros, que representan la vieja España.
Ahora nos identificamos con clubs de fútbol.
Si pierde mi equipo…, es como si yo perdiese: opera nuestro talento metafórico. Yo no he jugado, pero digo: “Hemos perdido”.
¿Un resorte similar al del patriotismo?

Sí: naces en un entorno, lo que te lleva a considerarte hijo de una nación, alusión a la nación que es a su vez metáfora de la familia.
¿Ha sido el caso del pueblo judío?
Su metáfora ha sido verse como “pueblo de Dios”: ¡un pueblo con talento para la ficción, desde luego!
Y para la ley moral.
La moral deriva también de la empatía: si comprendes lo que siente el otro, sabes qué hacer (y qué no hacer) para ayudarle.
El talento alto para la metáfora ¿me hace mejor persona? ¿Leer me hace mejor?

Leer te ayuda a comprender mejor al otro: para ayudarle… ¡Pero también para dañarle!
¿Hasta qué punto es posible comprender al otro (y viceversa)?
Ja, ja, es imposible, la verdad…, ¡pero debemos intentarlo! “Vivimos como soñamos: solos”, dijo Marlowe. Es noble intentar lo imposible, decía Borges: ¡mire a Don Quijote!
Comprender mucho al otro ¿es siempre bueno?
Hay un peligro: acabar comprendiendo los motivos de Hitler… y compartiéndolos.
Empatía, pues, en su medida justa, ¿no?
El uso de la metáfora puede elevarte a poeta…, pero creértela puede volverte loco.
¿Qué veo cuando creo que me veo?
Tu salud mental pasa por tu capacidad de verte a ti mismo en el futuro. ¡Esfuérzate!
Señáleme un último ejemplo del poder de la metáfora.
La pornografía: una mera representación… y se excita la bioquímica de tu organismo.
http://victoramela.com/2011/08/la-contra-ted-cohen-filosofo-de-la-metafora/

Inscripción en cualquier sepulcro

No arriesgue el mármol temerario
gárrulas transgresiones al todopoder del olvido,
enumerando con prolijidad
el nombre, la opinión, los acontecimientos, la patria.
Tanto abalorio bien adjudicado está a la tiniebla
y el mármol no hable lo que callan los hombres.
Lo esencial de la vida fenecida
-la trémula esperanza,
el milagro implacable del dolor y el asombro del goce-
siempre perdurará.
Ciegamente reclama duración el alma arbitraria
cuando la tiene asegurada en vidas ajenas,
cuando tú mismo eres el espejo y la réplica
de quienes no alcanzaron tu tiempo
y otros serán (y son) tu inmortalidad en la tierra.
Jorge Luis Borges



(*) 

La frase the blues hace referencia a los blue devils (diablos azules o espíritus caídos), la depresión y la tristeza. Una de las primeras referencias athe blues puede encontrarse en la farsa Blue Devils, a farce in one act (1798) de George Colman. Posteriormente, durante el siglo XIX, esta frase fue usada eufemísticamente para hacer referencia al delírium trémens y a la policía.
A pesar de que la frase, en la música afroamericana, pueda tener un significado más antiguo se atestiguó que en 1912, en Memphis (Tennessee) el músico W. C. Handy ya utilizaba (en su tema Memphis Blues) el término the blues para referirse a un estado de ánimo depresivo.
(**)
Pensar en los otros

Ted Cohen es menudo y fibroso, con el aspecto que uno imagina en un filósofo judío medieval. Se doctoró en Filosofía en Harvard y ha reflexionado sobre la estética de Kant y sobre la metáfora. “Hay un misterio en el corazón de la metáfora”, apunta en su ensayo Pensar en los otros (Alpha Decay), y es así: ¿qué resorte nos faculta para captar la metáfora? ¿Qué rara habilidad es esa de imaginarte como otro? Puedes identificarte con otros al leer ficción, practicar un deporte, razonar o prefigurar tu futuro. Sobre el talento para la metáfora, subtitula su ensayo; talento específicamente humano. Me pregunto qué y quién ve cuando me veo, y cómo alguna parte de mí ha modelado esta metáfora de mí.
Tengo 71 años. Nací en Illinois y vivo en Chicago. Soy profesor de filosofía en la Universidad de Chicago. Estoy casado y tengo dos hijos (43 y 40). Soy más bien de izquierdas. Soy judío practicante, porque practicar me complace. Verte como otro te enseña a entenderte.


13 comentarios:

Gizela dijo...

Dice Watanabe de los esquiladores
Con tijera cortan de las ovejas su metáfora de nube

Y las ovejas magras y desgarbadas se arraciman
avergonzadas
Muy avergonzadas de su desnudez

Pero no es nube lo que trasquilan los hombres con tijera
Es simple fibra de queratina llamada lana

Y no hay brindis de hiel en bares de olvido
Porque no la bebemos en copa

Ni brotan cristales de la mirada
Sólo son lágrimas de agua y sal tan humana
Acaso seriamos milagro esperado en este mundo desesperado

Los réquiems no vuelan en alas de mariposas
Las sombras no tienen daga

¿ trancazos y portazos de vida?

¡Ay poetas! ..
Aprendices y consagrados
Otra vez la tentación de inútiles alegorías

La vida no tiene brazos
No cierra puertas
Ni asienta puñetazos

Pero somos como las ovejas de Watanabe

Nos apretujamos en la esquina de la metáfora
Para que el mundo no vea los pescuezos desnudos
cuando toca triste tragar.


MI QUERIDO VERDISÍSIMOOOOOOO
Una entrada para poetas de la vida
Bien refrescante el articulo que dejas
Ciertamente vivimos envueltos en metáforas.
Poetas, políticos, escritores, músicos y en general todos los silvestres y pedestres, que a pie desnudo de alma, transitamos los caminos de la existencia y la usamos para mascarar las piedras y las flores que vamos acumulando en el transito...
Con "casi" un pie en el avión y a punto de enamorarme del pintor y del tapicero...te dejo BESOSSSSSS MUCHOSSSSSSSS
jajajajajaja!!!!!!!!!

Aristos Veyrud dijo...

Esperemos que el tapicero y el pintor se luzcan en su trabajo y rematen esa obra de arte como una de sus mejores metáforas.
Que tengas el mejor de los viajes.
Gracias por tu dedicado comentario a la entrevista del filósofo de la metáfora y por incluir en la conversación a Watanabe.
La visión de Ted Cohen acerca de la metáfora en esta entrevista se enfoca más a lo visual y a lo intelectual. Al estilo del prestidigitador o al hacedor de collages.
Luego publicaré más sobre la metáfora puesto que es otro de los recursos fundamentales en la lectura del Zaratustra.
La metáfora es un mecanismo vital desde los seres más "simples" a los más "complejos" y el juego genético de composición y descomposición y de variabilidad constante como en el germoplasma dan muestra y evidencia de ello.
Esta edición está estrechamente ligada a la edición que habla de los fractales, que son en esencia metáforas de la vida.
En los humanos es donde este tipo de metáforas pueden ser conscientes, no en todos claro está. Donde si no se tiene la preparación necesaria cultivada o por azar podría pasar lo que el entrevistado advierte "El uso de la metáfora puede elevarte a poeta…, pero creértela puede volverte loco."
La metáfora es un código que abre hacia la locura de la poesía, pero no todos están llamados para investir tan peligroso rango.
Cuando una hoja en el otoño con todos sus colores se desprende en la brisa del atardecer para entregarse a la tierra recorre un breve instante entre acordes y vaivenes. Este inocente acto puede ser visto o sentido, el prestidigitador solo lo ve y su relación parte del ojo, el poeta aparte de verlo lo siente y lo celebra y su relación es desde el corazón, pero para eso hay que estar loco, es decir trascender y armonizar sentidos y nervios en la danza interna del universo, en su blues más sentido. Esta también ya es una tarea de la metaestética, del "arte total" ja ja ja.
Un beso Poeta!!!

Carmen Troncoso dijo...

Buenisima entrada, me encanto el tema de las metaforas, un abrazo,

Aristos Veyrud dijo...

Un gran abrazo Carmen, muy agradecido con tu visita!!!

ñOCO Le bOLO dijo...


· Me ha encantado la entrevista. Tal vez sea porque me encanta la metáfora intuitiva, esa que sale sin buscarla. Tal ve El Nido sea otra metáfora más, de la dureza de la vida...

· un abrazo
por cierto, fantástico blues pero ¿hay alguno que no lo sea? aunque sea azul.

CR & LMA
________________________________
·

Aristos Veyrud dijo...

Un maestro de la metáfora como Ñoco debe sentirse a gusto en este tema. La intuición es la materia prima en este nivel de comunicación, sin palabras o con muy pocas de ellas ya se comprende en profundidad lo más importante para el alma. Eso lo saben bien los artistas.
Y es lo que transmiten los artistas del blues.
Un abrazo amigo Ñoco!!!

RECOMENZAR dijo...

hola

RECOMENZAR dijo...

Como tengo 8 años me resulta dificil comentar hoy tengo que volver a la escuela para aprender lo que no entiendo
un beso y caramelos para vos hoy

soylauraO dijo...

Considero que la metáfora es un juguete verbal, me gusta más que hacer crucigramas. A esta entrevista hay que leerla despacito para sacarle provecho. Gracias
http://enfugayremolino.blogspot.com/

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Aristos,

Me encantan las entrevistas de Víctor.M. Amela, y ésta sobre la Metáfora me ha gustado, aunque no excesivamente. Prefiero el texto de Borges. Te cuento una anécdota:

Hace años, Víctor-M. Amela atribuyó, en "La Vanguardia", la frase "El hombre es la medida de todas las cosas" a Sófocles. Inmediatamente escribí a "La Vanguardia" para que lo rectificasen. Hubo un cruce de cartas entre "La Vanguardia" y yo. Al final, Víctor-M. Amela hizo una rectificación en "La Vanguardia", pero no le dio a la rectificación el espacio que se merecía. Creo que, como lo hizo, pasó bastante desapercibida para los lectores.

Te envío un gran abrazo, amigo Filósofo.

Antonio

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja Mucha hablando de metáforas y llegas hecha una inocente metáfora regalando caramelos!!!
Gracias, y un abrazo amiga Mucha!!!

Aristos Veyrud dijo...

Gracias a ti amiga soylauraO por tu visita y por la mención de hacer metáforas en lugar de crucigramas.
Saludos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Interesante la anécdota que nos menciona amigo Antonio, seguro que V. Amela no volverá a confundir el autor de esta máxima.
Borges escribía, según él, al menos 24 veces cada poema y cuando ya consideraba que estaba listo, lo escribía de nuevo dejando adrede alguna falla o descuido, como para darle un toque de improvisación. Por algo llegó a ser el maestro que es.
Un abrazo amigo Antonio!!!