martes, 21 de julio de 2009

Apéndice


… un florecimiento en el sustento mismo del universo: en el amor.

“¡He perdido mi gotita de rocío!”,
dice la flor al cielo del amanecer,
que ha perdido todas sus estrellas.

Rabindranath Tagore

Esta edición se basará en la aparente simpleza de una gota de rocío.
Una mirada es un viaje que puede terminar en el instante mismo de la imagen de aquello que miramos.
O bien ese viaje puede continuar hasta lo apasionante de la aventura si nos detenemos en la observación.
Todo nos ofrece su PUREZA, su canto inocente y quedo siempre dispuesto a lo vivo de nuestros sentimientos y sensibilidad.

Antes de las primeras luces del alba las gotas de rocio se forman por la lluvia que cayó.
O cuando la neblina se posa sobre la hierba y sobre los brotes tiernos de la vegetación.
También por la unión de moléculas y gotas diminutas de agua en la humedad del aire o de la tierra.

Cuando aparece el SOL la gota de rocio tiene un destino no menos apasionante que el de su aparición.
Caerá sobre la generosidad fértil de la tierra o se evaporizará en el aire para pretender el vuelo de las nubes o se integrará a la serenidad de un estanque o lago o al rápido o lento correr de los arroyos.

Todo esto es PUREZA: no detenerse nunca en su propia y constante transformación.
Uniendo todos los procesos vitales la trasformación continua del agua es una corriente que inspira a poetizar.
Su fluir es el vínculo y sustento de lo material e inmaterial, de lo orgánico e inorgánico.

Es no detenerse en una imagen ni en un concepto sino continuar su maravilloso viaje a perpetuidad.
En este perpetuo cambiar podemos trascender.
Trascender desde la luz y de la oscuridad al movimiento de uno mismo en su interior y trascender al cambio sin pausa de la totalidad.
Trascender hacia la música universal.
“…y una mañana, levantándose con la aurora, se colocó delante del sol y le habló así:
«¡Tú gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!”
¡Entenderás con el tiempo que una gota de amor puede más que un océano de odio y que la gota de rocío domina más a la flor que el rugido de la tempestad!
Autor anónimo

22 comentarios:

J. Marcos B. dijo...

Que post más bello amigo...no tengo palabras.

Un gran abrazo zen...

Capricornio dijo...

Difícil no poder detenerse en las imágenes, entrar en la infinidad del espectáculo con tan bellas fotografías. Pero sí logro avanzar y entender el concepto de la transformación, que contemplas tanto en caer como evaporarse. Yo lo adhiero a la rosa, al nuevo brote, al objeto que me sostiene y fundirnos en uno solo.

Será la rosa más bella con la gota de rocío, pero será más fresca cuando beba de la misma. Debemos transformarnos, pero dejando un sabor positivo donde fuimos a caer como gotas.

María Evangelina Trabucco dijo...

Me gustaría pensar en una gota de rocío como síntesis del universo… Esa magia de la que hablás y que sólo acontece un instante, algunas horas, porque el tiempo tiene eso de particular, se adapta a cada ser haciéndolo eterno. El ciclo constante, perpetuo, de lo renovable… la savia de la vida. La filosofía china enseña a mirar los ciclos naturales, aprender de ellos para comprender la vida humana como otra serie de cambios: “El Tao del cielo, ¡cuánto se parece a un arquero que tensa su arco! Empuja hacia abajo lo elevado y levanta lo hondo. El Tao del hombre, en cambio, mengua lo escaso y se ofrece a lo abundante.”

Gizela dijo...

Mi amiguísimo filosofo.
Lujo de entrada!!
Pongo mis zz a sus pies, metaesteta
Tus letras y las imágenes son una hermosa poesía de verde esperanza, contenida en una gota cristalina de agua
Perseguir constantemente la transformación. Encausar nuestra existencia en, por y para el amor
Triste existencia la que no se concatena con la de los demás seres en el concierto universal
Solamente afinados en el amor compartido por la vida en todas sus milagrosas acepciones, nuestras notas transformarán el ruido vano, el ruido amargo, en un silencio melodioso de armonía plena.
Como siempre te dejo un abrazo inmenso desde mi corazón y muchos silencios ruidosos de amor.
Gizz

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias querido amigo, Dilman, sin duda, en la contemplacion de la evolucion Natural, se encuentra el extasis del Amor.
Si no fuera por esas salidas que de en tanto en tanto hacemos a las montañas, desde siempre, nuestras vidas serian puro egoismo automata.
Preciosas y valiosas fotografias, la vision de las gotas de rocio o de la lluvia, a ser posible en directo, son instantes de gran comprension y felicidad.
Abrazos cordiales.
Jesus

Penélope Sierra dijo...

Mi querido Diman, sin duda alguna hay una conexión entre nosotros, leía ahora los hermosos hilos que conectas a las fotos sobre el rocío y la belleza del mismo, y recordé una tormenta que día atrás en Michoacán dejaba a mi ojos, un recuerdo que a la vez que me emocionaba por la dureza de la situación allá en esos momentos, me llenaba de vida.

Mañana la pondré en mi blog... se que te va a encantar!

Un gran abrazo!

10 COLORADO dijo...

Son las perlas del rocio

Perlas que caen al vacio

Son las perlas que reflejan

Luces de la madre tierra.

Felicitaciones por las fotos, la naturaleza es magica, gracias!!!

Isabel Romana dijo...

Bellísimo este post en el que la maravilla de las imágenes está en plena consonancia con la maravilla de tus reflexiones. A veces nosotros mismos nos negamos el tiempo para observar a nuestro alrededor y a nuestro interior y se nos olvidan las lecciones que la naturaleza nos da continuamente con su perenne transformación. Un abrazo admirado.

carmensabes dijo...

Cuan bellas tus palabras, y tan certeras que hasta la tempestad se detiene de envidia cuando escucha la pureza y la sabiduría de un corazón que nos regala calma a raudales.

Un abrazo y un millón de gracias amigo Dilman, un lujo de visita!

Gustavo dijo...

La maravillosa trascendencia del milagro cotidiano de la naturaleza, el perfecto equilibrio de la vida convertida en un poema constante, el resumen de la perfección sinfónica de los sonidos naturales al despertar del alba, el constante fluir de los ríos, libremente, a través de los bosques, de las selvas; un instante de amor perpetuado entre el sol y la tierra y el hombre en su constante búsqueda se convierte en esa gota de rocío que se posa sobre la superficie tersa de la mujer que busca la fusión de su alma, de sus sentimientos, de su carne con el maravilloso despertar del amor, pleno de paz, de equilibrio, absolutamente libre, sin esclavizar, todo en armonía con la vida, buscando esa sabiduría que les devuelva, al hombre, a la mujer, su libertad total y, siempre, abrazados a la esperanza del verde de la primavera, del rojo imponente de esa rosa que se abre para hacerle un cálido homenaje a los sentidos y otra vez, el beso refrescante de esa gota de rocío.
Dilman, en ti todo es poesía...Estás en un trance extraordinario y nosotros estamos hechizados por tu obra; eres un elegido, ilustre mortal derrochando sabiduría, tú, Zarathustra de estos tiempos, eres una oda diferente cada día.
Te dejo un poema que es amor, es vida, cambio, fluir, entrega y libertad.

Podré

Podré ser esa gota diáfana de rocío,
un punto fresco a la altura de tus labios,
un asombroso milagro mañanero,
el despertar deseado arropado con tu cuerpo.

Podré ser un pequeño oasis cristalino,
un momento intenso floreciendo por tu cuello,
la seda que se duerme a la altura de tus senos,
una metáfora húmeda eternizada entre tu sexo.

Podré intentar ser un minuto de pureza,
una gota feliz viajando por tu espalda,
un ermitaño hecho sabio en tus entrañas,
el amor impetuoso vibrando en tus caderas.

Podré ser la luz intensa de tus ojos,
un viaje sin fin a lo profundo de tu alma,
beber lo que nadie había bebido de tus poros,
podré ser todo pero jamás tu dueño.

Gustavo Figueroa Velásquez
Gävle, Suecia, 2009-07-25
©

INQUISITORMURCIANO. dijo...

Me ha encantado y motivado, ya no veré de igual forma el agua de rocio en mis plantas. Con respecto al amor y el odio.....albergo serias dudas.
A bear hug.
P.D. Como verás en tu sección de seguidores, he hecho algunos cambios en mi perfil, espero haber solucionado aquello que me comentáste de no habia un link a mi blog.
Un antento saludo.

©Claudia Isabel dijo...

Las imágenes son increíbles, al igual que tus palabras...no existe nada que el amor no pueda modificar, incluso creo que hasta la muerte en su caprichosa idea de concluir con todo, le teme bastante...
Un abrazo

Sara dijo...

Q fotos tan bonitas!

JESUS y ENCARNA dijo...

Realmente precioso este post!
Petons
Encarna

POST M by SIL dijo...

He recorrido las calles del sitio, y definitivamente es un oasis para no abandonar.
Con la venia del autor, seguiré este Blog.
Un abrazo.

© Lilium - Lilith dijo...

Es el sentido de las simples cosas, las que tenemos frente a nosotros y a veces no logramos ver:)

Sencillamente maravillo como siempre:)

te dejo un beso y un abrazo muy cálido desde mi corazón y que pases un fin de semanita hermoso!!!

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Todo eso está muy bien, pero... jodío rocío, ¡¡como te deja el coche!!

Bellísimo post y de las fotos ni te cuento.

Un besazo de vuelta guapísima

Adela Casado dijo...

Sensibilidad y contenido para reflexionar sobra la fuerza de una gota de amor.
Bellísimo!

Gizela dijo...

Amiguismo!!!!!
Ya de retorno.
Con un calor madrileño abrasador.
Vengo a refrescarme en tus gotas cristalinas de rocío.
Un abrazote hasta la luna
Gizz

~¿si él=Sol, io=Andròmeda?~ dijo...

~♣n_n Ke ¡belleza! de relato ni más ¡poetico, sutil, suculento...! Dan ganas de enamorarse de vos^^. Había escuchado esa historia pero no taaaan bello como akí. Kizá es fue hablado, rápido, resumido... Si me pudiera comunicar casi siempre con calma y por escrito kizás me fuera mejor =)... Sorry el cambio de tema. El Rocio ke preciosidad. Y ke imagenes tan preciosas usais sieeempre. ¡Gracias divino Dilman!^-^♣~

Annie dijo...

Querido Dilman:

Cada post tuyo es poesía en palabra e imágenes.
Belleza en estado puro para mí.
He tratado y trato cada día de no olvidar lo que he aprendido; trato de dejarme llevar como esa gota de agua que es cielo y es río, que es mar y gota de rocío que espera el sol.

Un beso y un abrazo enorme para vos.

Annie

Andrea dijo...

Bellísimo post, por un momento me sentí como una gota de agua, pequeña pero inmortal.

Por cierto, me gustó el comentario que dejaste en el blog de carmensabes, comparto tu opinión.
Saludos