sábado, 10 de diciembre de 2011

Cómo el “mundo verdadero” acabó convirtiéndose en una fábula II


Historia de un error
1.  El mundo verdadero, asequible al sabio, al piadoso, al virtuoso, -él vive en ese mundo, es ese mundo.
(La forma más antigua de la Idea, relativamente inteligente, simple, convincente. Transcripción de la paráfrasis  «yo, Platón, soy la verdad»).
El libro VII de la República comienza con la exposición del conocido mito de la caverna, que utiliza Platón como explicación alegórica de la situación en la que se encuentra el hombre respecto al conocimiento, según la teoría explicada al final del libro VI.

El mito (alegoría) de la caverna
I
 - Y a continuación -seguí-, compara con la siguiente escena el estado en que, con respecto a la educación o a la falta de ella, se halla nuestra naturaleza.


Imagina una especie de cavernosa vivienda subterránea provista de una larga entrada, abierta a la luz, que se extiende a lo ancho de toda la caverna, y unos hombres que están en ella desde niños, atados por las piernas y el cuello, de modo que tengan que estarse quietos y mirar únicamente hacia adelante, pues las ligaduras les impiden volver la cabeza; detrás de ellos, la luz de un fuego que arde algo lejos y en plano superior, y entre el fuego y los encadenados, un camino situado en alto, a lo largo del cual suponte que ha sido construido un tabiquillo parecido a las mamparas que se alzan entre los titiriteros y el público, por encima de las cuales exhiben aquellos sus maravillas.

- Ya lo veo-dijo.
- Pues bien, ve ahora, a lo largo de esa paredilla, unos hombres que transportan toda clase de objetos, cuya altura sobrepasa la de la pared, y estatuas de hombres o animales hechas de piedra y de madera y de toda clase de materias; entre estos portadores habrá, como es natural, unos que vayan hablando y otros que estén callados.
- ¡Qué extraña escena describes -dijo- y qué extraños prisioneros!
- Iguales que nosotros-dije-, porque en primer lugar, ¿crees que los que están así han visto otra cosa de sí mismos o de sus compañeros sino las sombras proyectadas por el fuego sobre la parte de la caverna que está frente a ellos?
- ¿Cómo--dijo-, si durante toda su vida han sido obligados a mantener inmóviles las cabezas?
- ¿Y de los objetos transportados? ¿No habrán visto lo mismo?
- ¿Qué otra cosa van a ver?
- Y si pudieran hablar los unos con los otros, ¿no piensas que creerían estar refiriéndose a aquellas sombras que veían pasar ante ellos?
- Forzosamente.
- ¿Y si la prisión tuviese un eco que viniera de la parte de enfrente? ¿Piensas que, cada vez que hablara alguno de los que pasaban, creerían ellos que lo que hablaba era otra cosa sino la sombra que veían pasar?
- No, ¡por Zeus!- dijo.
- Entonces no hay duda-dije yo-de que los tales no tendrán por real ninguna otra cosa más que las sombras de los objetos fabricados.
- Es enteramente forzoso-dijo.
- Examina, pues -dije-, qué pasaría si fueran liberados de sus cadenas y curados de su ignorancia, y si, conforme a naturaleza, les ocurriera lo siguiente. Cuando uno de ellos fuera desatado y obligado a levantarse súbitamente y a volver el cuello y a andar y a mirar a la luz, y cuando, al hacer todo esto, sintiera dolor y, por causa de las chiribitas, no fuera capaz de ver aquellos objetos cuyas sombras veía antes, ¿qué crees que contestaría si le dijera alguien que antes no veía más que sombras inanes y que es ahora cuando, hallándose más cerca de la realidad y vuelto de cara a objetos más reales, goza de una visión más verdadera, y si fuera mostrándole los objetos que pasan y obligándole a contestar a sus preguntas acerca de qué es cada uno de ellos? ¿No crees que estaría perplejo y que lo que antes había contemplado le parecería más verdadero que lo que entonces se le mostraba?
- Mucho más-dijo.

II. 
-Y si se le obligara a fijar su vista en la luz misma, ¿no crees que le dolerían los ojos y que se escaparía, volviéndose hacia aquellos objetos que puede contemplar, y que consideraría qué éstos, son realmente más claros que los que le muestra .?
- Así es -dijo.
- Y si se lo llevaran de allí a la fuerza--dije-, obligándole a recorrer la áspera y escarpada subida, y no le dejaran antes de haberle arrastrado hasta la luz del sol, ¿no crees que sufriría y llevaría a mal el ser arrastrado, y que, una vez llegado a la luz, tendría los ojos tan llenos de ella que no sería capaz de ver ni una sola de las cosas a las que ahora llamamos verdaderas?
- No, no sería capaz -dijo-, al menos por el momento.
- Necesitaría acostumbrarse, creo yo, para poder llegar a ver las cosas de arriba. Lo que vería más fácilmente serían, ante todo, las sombras; luego, las imágenes de hombres y de otros objetos reflejados en las aguas, y más tarde, los objetos mismos. Y después de esto le sería más fácil el contemplar de noche las cosas del cielo y el cielo mismo, fijando su vista en la luz de las estrellas y la luna, que el ver de día el sol y lo que le es propio.
- ¿Cómo no?
- Y por último, creo yo, sería el sol, pero no sus imágenes reflejadas en las aguas ni en otro lugar ajeno a él, sino el propio sol en su propio dominio y tal cual es en sí mismo, lo que. él estaría en condiciones de mirar y contemplar.
- Necesariamente -dijo.
- Y después de esto, colegiría ya con respecto al sol que es él quien produce las estaciones y los años y gobierna todo lo de la región visible, y que es, en cierto modo, el autor de todas aquellas cosas que ellos veían.
- Es evidente -dijo- que después de aquello vendría a pensar en eso otro.
- ¿Y qué? Cuando se acordara de su anterior habitación y de la ciencia de allí y de sus antiguos compañeros de cárcel, ¿no crees que se consideraría feliz por haber cambiado y que les compadecería a ellos?
- Efectivamente.
- Y si hubiese habido entre ellos algunos honores o alabanzas o recompensas que concedieran los unos a aquellos otros que, por discernir con mayor penetración las sombras que pasaban y acordarse mejor de cuáles de entre ellas eran las que solían pasar delante o detrás o junto con otras, fuesen más capaces que nadie de profetizar, basados en ello, lo que iba a suceder, ¿crees que sentiría aquél nostalgia de estas cosas o que envidiaría a quienes gozaran de honores y poderes entre aquellos, o bien que le ocurriría lo de Homero, es decir, que preferiría decididamente "trabajar la tierra al servicio de otro hombre sin patrimonio" o sufrir cualquier otro destino antes que vivir en aquel mundo de lo opinable?
- Eso es lo que creo yo -dijo -: que preferiría cualquier otro destino antes que aquella vida.
- Ahora fíjate en esto -dije-: si, vuelto el tal allá abajo, ocupase de nuevo el mismo asiento, ¿no crees que se le llenarían los ojos de tinieblas, como a quien deja súbitamente la luz del sol?
- Ciertamente -dijo.
- Y si tuviese que competir de nuevo con los que habían permanecido constantemente encadenados, opinando acerca de las sombras aquellas que, por no habérsele asentado todavía los ojos, ve con dificultad -y no sería muy corto el tiempo que necesitara para acostumbrarse-, ¿no daría que reír y no se diría de él que, por haber subido arriba, ha vuelto con los ojos estropeados, y que no vale la pena ni aun de intentar una semejante ascensión? ¿Y no matarían; si encontraban manera de echarle mano y matarle, a quien intentara desatarles y hacerles subir?.
- Claro que sí -dijo.

III. 
-Pues bien -dije-, esta imagen hay que aplicarla toda ella, ¡oh amigo Glaucón!, a lo que se ha dicho antes; hay que comparar la región revelada por medio de la vista con la vivienda-prisión, y la luz del fuego que hay en ella, con el poder del sol. En cuanto a la subida al mundo de arriba y a la contemplación de las cosas de éste, si las comparas con la ascensión del alma hasta la región inteligible no errarás con respecto a mi vislumbre, que es lo que tú deseas conocer, y que sólo la divinidad sabe si por acaso está en lo cierto. En fin, he aquí lo que a mí me parece: en el mundo inteligible lo último que se percibe, y con trabajo, es la idea del bien, pero, una vez percibida, hay que colegir que ella es la causa de todo lo recto y lo bello que hay en todas las cosas; que, mientras en el mundo visible ha engendrado la luz y al soberano de ésta, en el inteligible es ella la soberana y productora de verdad y conocimiento, y que tiene por fuerza que verla quien quiera proceder sabiamente en su vida privada o pública.
- También yo estoy de acuerdo -dijo-, en el grado en que puedo estarlo.

Según la versión de J.M. Pabón y M. Fernández Galiano, Instituto de Estudios Políticos, Madrid, 1981 (3ª edición)

45 comentarios:

Aristos Veyrud dijo...

Desde aquí pude entrar sin problema ja ja ja.
Espero haya sido la solución!!!
Un abrazo Stekinha!!!

Steki dijo...

Síiiiiiiiiiiiiiii! Jajaja, acá toi!
Bueno, mañana leo y vuelvo.
Gracias por solucionar ese problema. Imaginate, sin poder comentarte! Jajaja.
Abrazos, Maestro!

Aristos Veyrud dijo...

Uffff!!! descansé.
OK espero entonces tu profundo e intenso comentario.
Abrazos!!!

Gizela dijo...

METAESTETA!!!!
Me he tomado mi café, con este repaso del Mito de las Cavernas.
Y me gusta el titulo…Cómo el mundo verdadero se convirtió en una fábula..
Se podrían escribir(si tuviese suficiente conocimiento de filosofía) páginas y páginas, para desglosar y analizar este segmento que entregas
Pero me referiré sólo a algo que me llamó, mucho la atención
“Y si se lo llevaran de allí a la fuerza--dije-, obligándole a recorrer la áspera y escarpada subida, y no le dejaran antes de haberle arrastrado hasta la luz del sol, ¿no crees que sufriría y llevaría a mal el ser arrastrado, y que, una vez llegado a la luz, tendría los ojos tan llenos de ella que no sería capaz de ver ni una sola de las cosas a las que ahora llamamos verdaderas?”
Y sé que este segmento, realmente se refiere a la idea de dos mundos de Platón.
Pero me centraré en este mundo, extrapolando la idea de “forzar verdades”
El ser humano es racional y su racionalidad lo convierte en ser un puente constante(¿eterno retorno?) a través de su voluntad y su accionar, sus caminos son errores y de los errores, construye aciertos.
La libertad individual, es esencial para seguir siendo puente.
Me imaginaba la escena de “forzar” al esclavo a salir de la caverna, y de una vez me imaginaba las ideologías políticas, que pretenden dirigir a los ciudadanos, “según su verdad” forzosamente y pisando y cercenando libertades individuales
O las religiones que pretenden dirigir el mundo físico, para lograr llegar a una vida verdaderamente espiritual.
Creo que el error humano, el error como sociedad, el error que devienen de la libertad del ser social, es necesario, ya que es un medio para la conservación de
la vida, y la verdad no es más que aquello que acrecienta y hace más fuerte la vida, porque le da poder de discernimiento
Por esa razón, el arte y la música, siempre escapa de los controles a nombre de “verdades”, porque en el arte, se plasma esa libertad de espíritu humano, cada artista vuelca su individualidad y la transforma en algo hermosos o feo, para otros
Porque hasta en eso…en el efecto que sobre nosotros tiene una escultura o una pintura o una partitura…está contemplada la libertad…sin la cual, nunca seremos puente para llegar a ver y sentir la vida.
BESOTESSSSSSSSSSS

Aristos Veyrud dijo...

Gizzzzz!!!!! Casi me caigo de la silla ja ja ja. Maravillosa reflexión sobre la libertad...
Mas tarde entraré en la conversación que planteas...
Mientras besos y besos, debo poner en fila algunos grillos ja ja ja...

Steki dijo...

Pufff, amigo. Es demasiado para mí.
Primero, me causó malestar imaginarme a esos niños atados allí en ese pequeño mundo debajo de la tierra. No quise ni imaginármelos.
Seguí todo tu texto con sus imágenes y, por ahora, no se me ocurre qué decir. Será que estoy todavía shockeada por la primera imagen y su debida explicación.
Cuando terminé de leer pensé: así se sentirán los bebés cuando nacen?

Steki dijo...

Perdona a esta ignorante!
Besos y abrazos,
STEKI.

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Muy buena la iniciativa tuya, amigos Aristos, de poner al alcance de los cibernautas el Mito de la Caverna, para que todos se enteren de que en la mejor parte de nosotros continuamos teniendo el Espíritu Griego, y de que nos han precedido mentes privilegiadas como la de Platón y otros tantos.

Recurrir a los antiguos y situarlos en el lugar que les corresponde puede ser un buen antídoto para que la técnica actual y los avances de la Ciencia no nos devoren del todo, haciéndonos renunciar a lo que de herencia hemos recibido.

Te envío un gran abrazo.

Antonio

Raul Rentero dijo...

ayy, el mito de la caverna, lo que lo odiabamos camino de la selectividad, y ahora... sin presion de nota... nos parece una maravilla
ay liberté liberté
un cordial saludo
Raul
www.maestrazgomagico.com

ñOCO Le bOLO dijo...


· Yo no tengo claro en que caverna estoy, de cual provengo y a cual, con un poco de suerte, llegaré.
Trataré de llevar mi propia linterna.

· Saludos, artista... que nos hacer pensar

... y feliz Solsticio de Invierno
... el Sol gana la batalla

CR & LMA
________________________________
·

elena clásica dijo...

Querido Aristos:

Hay que leer y releer miles de veces este mito de la caverna, y cada vez que se vuelve a leer se descubren nuevos significados, cada vez más profundos.

La alegoría representa un camino iniciático, desde la oscuridad en la que estamos sumidos los seres humanos en el enigma de la vida hasta la iluminación, incomprensible desde el estado no contemplativo.
Hay unos simbolismos en el mito de Platón que resultan tan actuales que casi parece innecesaria su explicación: las cadenas, la esclavitud, la manipulación de la verdad, las ataduras al mundo conocido aunque sea sombrío...

La parte más terrible y más poética a la vez, desde mi sentir, es la de las sombras, la proyección de imágenes que proceden de otro plano y que cobran vida y realidad en el plano de los que observan.

Es difícil despertar a plena luz y respirar el aire verdadero. Sin duda, Platón, sigues enseñándonos una lección mayor a medida que han pasado los siglos.

En palabras de Sri Aurobindo: "Tras las apariencias, ¿qué es este aparente misterio? Podemos ver que es la Conciencia, que se había perdido al retornar a sí misma, y que surge lenta, penosamente de su gigantesco autoolvido."
Añade Michael Talbot: "Nuestra evolución no ha terminado. No es una vuelta absurda, sino una aventura en el interior de la
Conciencia. Si, simplemente, nos diéramos cuenta de nuestra infinita capacidad de experiencia, no dejaríamos de sonreír."

El cibernético Heinz Von Foerster indica que la mente humana no percibe lo que está ahí, sino lo que cree que debería estar ahí. Somos capaces de ver porque la retina absorbe luz del mundo exterior y confiere las señales al cerebro. Lo mismo ocurre con todos nuestros órganos receptores. Sin embargo, la retina no ve el color. Esto no debería sorprendernos, porque, en efecto, ahí fuera no hay luz, ni color, solamente hay ondas electromagnéticas, "ahí fuera" no hay sonido ni música, solamente hay variaciones periódicas de la presión del aire. La respuesta, naturalmente es que el cerebro percibe lo que quiere percibir. No nacemos al mundo. Nacemos a algo que convertimos en el mundo. El entorno tal y como lo percibimos es invención nuestra.

Cuánto me ha gustado disfrutar del mito platónico, tan bellamente ilustrado.

Eres genial, Aristos.

Un abrazo. Mis mejores deseos para ti durante esta Navidad.

Poetiza dijo...

Hola: Te deseo una magica Navidad y un 2012 lleno de bendiciones para ti y tu familia. Gracias por haberme acompañado a lo largo de este año que se va. Te mando un beso a la distancia, cuidate mucho.

Bengts fotoblogg dijo...

Merry Christmas.

Magia da Inês dijo...

Que 2012 traga novos sonhos, novas alegrias e muita inspiração!
Beijinhos.
Brasil

¨¨¨¨¨¨¨¨¨/¸.¤ª“˜¨˜“¨
¨¨¨¨¨¨¨¸.¤ª“˜¨¨˜“¨
¨¨¨¨¨¨¤ª“˜¨¨ª“˜¨
¨¨¨¸.•°` BOAS FESTAS!!!
¸.•°`♥✿⊱╮FELIZ 2012!!!

teca dijo...

Amigo Aristos, 2011 terminou, mas virão outros dias em 2012, novas ideias, tristezas e alegrias, sugestões, amizades... tudo se inicia... um novo ciclo, esperança, metas...

Um beijo imenso!!!

Y Otros Paisajes.. dijo...

hola..
pasaba a saludarte..
un abrazo!

Laura Uve dijo...

Bueno, supongo que no había entrado en este espacio por lo del 13... ejem, no es que sea supersticiosa... noooo.... pero prefiero evitar el número si puedo.

En fin, al final me he decidido...

He leído esta serie de "el mundo verdadero" convertido en fábula.

En la serie se cuestiona la idea de que solo hay un mundo verdadero que sería el visible. Un mundo adulterado por creencias, mitos, apariencias... Por ello la realidad acaba convertida en una fábula: siempre basada en dos personajes o mundos que se encuentran siempre en desigualdad. Gracias a un evento narrativo imprevisto, el que estaba en posición alta se encuentra en posición inferior y viceversa... y a partir de ahí se puede concluir una proposición moral. La fábula siempre parte de un enigma con solución pero que siempre se basa en hechos imposibles.

A Platón, creo recordar, no le gustaba enseñar a través de fábulas por la importancia que él daba a la lógica sobre la estética. Se oponía no solo al uso de fábulas sino a cualquier uso del arte ya que consideraba que alejaba al alma de la verdad.

El ser humano, pues, ha de luchar contra las apariencias y basarse en lo tangible por un lado. Pero no solo es real lo tangible..... es como el proceso de abstracción del arte prehistórico. Primero intentan reproducir la realidad tal cual la ven (que tampoco es como es) pero luego la esquematizan porque su capacidad de abstracción les permite reconocer en un esquema la realidad..........

El mundo sensible que percibimos es aquello que se muestra a los sentidos, no necesariamente real como muestra el mundo interior del mito de la caverna que has reproducido.

El mundo inteligible es la auténtica realidad y no se llega por los sentidos sino por la razón (el mundo exterior del mito de la caverna). Ahí es clave la idea del bien, de belleza......... etc...

Joooooooo.......... menudo lío..... ¿al final acabaremos con aquello de: "solo sé que no sé nada"?

Bien, lo dejo por hoy.

Abrazo desde el mundo exterior!!

En Vida Real dijo...

Es una verdadera pena el saber que la humanidad está sumida en la ignorancia y que muy pocos vemos esa Luz maravillosa que ilumina nuestras mentes para el logro de cosas que beneficiarían a la propia humanidad como tal.

En Vida Real dijo...

Aristos, olvidaba, gracias por tu visita

fus dijo...

Al leer tu entrada he recordado un libro se Saramago llamado Tratado sobre la Ceguera, y encuentro una semejanza en esa luz que no le damos importancia hasta que la perdemos y nos encontramos desorientados en el mundo de las tinieblas y hasta aquì en ese mundo de ciegos el tuerto es el rey.
Como escribes campeòn. Enhorabuena.

un fuerte saludo

fus

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me gusta cómo has explicado el mito de la caverna de Platón. Siempre es bueno difundir la filosofía de la Grecia clásica, allí se aprendió a pensar y aún nos siguen nutriendo.
Un saludo afectuoso, Aristos.

Aristos Veyrud dijo...

Querida Poeta Giz importantes preguntas las que presentas ante la alegoría de la caverna. Platon recurre a este cuento para graficar plásticamente su teoría del conocimiento basada en la idea como garantía de la verdad, la bondad y la belleza. Como todo, esto fue un proceso, que muy ligeramente se trata en sus comienzos en la edición anterior desde la representación de la cierva herida hasta que esta se convierte en un signo, en una seña, en un concepto. Posteriormente se llega a los conceptos de los conceptos, por ejemplo, animales, árboles, ríos. En esta escala piramidal de abstracción de conceptos se llegará a las ideas más generales, cuyo ápice será el generador de todas las demás. A esta luz es a la que se refiere Platon, a su esquema de verdad que es bello y es bueno según él. Es importante hacer notar el carácter de convicción que tiene esta alegoría, que nace precisamente para garantizar la verdad, la confianza y la seguridad en lo que se está afirmando. Confianza que mediante la duda Sócrates había destilado en la sociedad griega con su "solo sé que nada sé" lo que erosionaba cualquier autoridad, ley o creencia. Cuando Sócrates es condenado a muerte, el tiene la oportunidad de eludir la pena, pero decide acatar la sentencia para dar ejemplo de que se debe creer como sea en la ley. El pacto y el compromiso debe estar por encima de cualquier verdad.
Tus preguntas, así como otros comentarios me invitan a repasar un poco la teoría de las ideas de este filósofo para seguir en la lectura que vengo adelantando. Así que la próxima edición la dedicaré a ello.
En cuanto a forzar a alguien a liberarse, el planteamiento de Platon específicamente en este caso apunta a los modos y sistemas de saber. Lo que en su tiempo ya era controversial al menos en parte, lo que se verá igualmente en las críticas que su discípulo Aristóteles le hace.
Bien queda abierto el tema!!!
Un beso Poeta!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja Stekinha justo en tus prácticas de meditación profunda sales de la caverna no solo de la que grafica Platon sino de la misma caverna platónica. Ya trataremos el tema querida Milonguera!!!
Un abrazo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Así es amigo Antonio el ejercicio del pensar es algo que el espíritu de la actual tecnología tiende a atrofiar, pero hay que aprovechar precisamente esta tecnología para retomar esa milenaria virtud del ser humano del amor al saber.
Un abrazo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja amigo Raul Rentero para la filosofía lo fundamental es libertad, libertad, libertad ja ja ja.
Saludos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ñoco con la linterna del arte no hay que preocuparse en cual caverna se esté nunca te perderás ja ja ja
Un abrazo artista!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Elena Clásica tocas un punto de fondo en esta alegoría que el mismo Platon pasa de largo: la consciencia, punto que en occidente fue abordado con intermitencia y solo hasta ahora y a partir de Nietzsche es objeto de atención.
Considerar al ser como abstracción de los fenómenos y sus relaciones es quedarse en una de sus facetas de manifestación, que la filosofía posterior intenta superar abordando posibilidades mas complejas y enriquecedoras, aún así no alcanzan la relación de comprensión que disciplinas de conocimiento como las animistas pueden establecer entre el ser humano y el universo.
La filosofía platónica ha sido suficiente para estructurar el espíritu durante más de dos mil años y todavía es incierto cuantos años más alcance a perdurar, espero que no sean otros dos mil ja ja ja.
Como es tu costumbre tu comentario es muy amplio con gran información de fondo y sujeto a una minuciosa reflexión que ata e ilumina los cuestionamientos fundamentales del tema.
Un abrazo Poeta Elena Clásica!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Poetiza gracias aunque ya bastante tarde, pero recuerdo haber dejado un saludo especial en uno de tus sitios en aquellas fiestas.
Un gran abrazo!!!

Aristos Veyrud dijo...

Muchas gracias Bengts.
Mis salusos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Magia da Inês gracias, gracias.
Muchos abrazos festivos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Teca espero que esa meditación en medio de la naturaleza siga en profundo gozo y paz.
Abrazos grandes querida amiga!!!

Aristos Veyrud dijo...

Un abrazo, Y otros paisajes, gracias por pasar!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Laura Uve gracias por vencer esa resistencia del 13 ja ja ja. Has hecho una lectura fiel de la publicación aportando más elementos que la clarifican y la hacen mas comprensible en su enunciado y en la problemática que plantea.
Total que sabes mucho ja ja ja
Un abrazo grande querida amiga Laura Uve!!!

Aristos Veyrud dijo...

En vida real esa es una de las principales razones para filosofar.
Saludos y gracias por tu participación!!!

Aristos Veyrud dijo...

Ese Ensayo es una buena alegoría de la alegoría ja ja ja.
Gracias Fus por tu comentario y por pasar por esta página.
Saludos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Es fundamental conocer la alegoría de la caverna pues en ella se fundamenta el pensamiento occidental desde hace ya más de dos mil años.
Gracias por tu comentario Isabel.
Bienvenida!!!

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Aristos,

No por conocido deja de resultar siempre nuevo el Mito de la Caverna de Platón, fundamental en la Historia del Pensamiento, y que aclara muchas de las imperfecciones que vemos en este mundo que nos ha tocado vivir.

Apunte o no apunte a lo Real, que dirigía Hegel, el Mito es Racional, y, como Racional que es, puede, y debe, convertirse en Real.

Creo que es una estupenda labor pedagógica la que haces difundiendo estos textos que son eternos.

Un gran abrazo, amigo mío.

Antonio

Aristos Veyrud dijo...

Platon cumplió con pensar en una época donde las crisis exigían drásticas respuestas, esas respuestas se adaptaron a lo largo de más de dos mil años de pensamiento como columna vertebral de nuestra historia de la filosofía. El ser es platónico, la cuestión es que cuando nos ubiquemos fuera del platonismo como vivir en ese mundo nuevo. Porque como reza el refrán "el que está bien amarrado, cuando lo sueltan se enreda" ja ja ja.
Gracias amigo Antonio por sus siempre lúcidos aportes y comentarios.
Saludos!!!

Penélope Sierra dijo...

Vengo a quedarme un ratito en tú mundo...

Qué placer!!

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja Penélope este blog es el blog del placer!!!
Un abrazo artista!!!

Magia da Inês dijo...

Bom fim de semana!
Beijinhos.

¸.•°`♥✿⊱╮
ღ°ºBrasil♫º

MuCha dijo...

Tus preguntas más que preguntas son delicados y pequeños mensajes, gotas de rocío en la frente afiebrada ......

....de los que me leen detrás de la ventana.Mientras siento llover humedad fuera y dentro de mi cuerpo humedo de sábanas

ulisses sebrian dijo...

Ola! Esta bien! Mi nombre es Ulises San y visité tu blog y realmente lo disfruté. Entré como seguidor, si no te importa. Felicidades por tu blog y buena suerte. Yo soy el autor de 9 novelas disponibles en mis blogs. Ah! También tenemos 4 blogs y me gustaría visitar. Y si es posible entrar como seguidor. Gracias son mis blogs:
http://truquedevida.blogspot.com.br/
http://olhosdnoite.blogspot.com.br
http://melquisarcarde.blogspot.com.br/
http://concientein.blogspot.com.br/

Maribel G. M dijo...

He llegado hasta tu rincón y con tu permiso me gustaría quedarme.
Un saludo

ulleriina dijo...

Kaunista taidetta parhaimmillaan...
Kiitos ♥