martes, 22 de septiembre de 2009

LA FELICIDAD DEL SOL

.…Allí gozó de su espíritu y de su soledad y durante diez años no se cansó de hacerlo. Pero al fin su corazón se transformó, - y una mañana, levantándose con la aurora, se colocó delante del sol y le habló así:
«¡Tú gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!...”



EL SILENCIO
Yo que crecí dentro de un árbol/
tendría mucho que decir,/
pero aprendí tanto silencio/
que tengo mucho que callar/
y eso se conoce creciendo/
sin otro goce que crecer,/
sin más pasión que la substancia,/
sin más acción que la inocencia,/
y por dentro el tiempo dorado/
hasta que la altura lo llama/
para convertirlo en naranja./

Pablo Neruda


¿Es feliz EL SOL?
Observemos la manifestación de Los Girasoles de Vincent Van Gohg o del Waterloo Bridge de André Derain…



Visto en carmensabes.blogspot.com/2009_03_09_archive.html

Imposible no dejar que Pablo Neruda tome de nuevo la palabra:
“…Si la flor a la flor entrega el alto germen/
y la roca mantiene su flor diseminada/
en su golpeado traje de diamante y arena,/
el hombre arruga el pétalo de la luz que recoge/
en los determinados manantiales marinos/
y taladra el metal palpitante en sus manos.”
Para los Amantes, Artistas, Filósofos, Buscadores del Saber y Místicos que leen estas notas, para los cuales están ofrendadas; para todos aquellos que “han crecido dentro de… sin otro goce que crecer,/ sin más pasión que la substancia/ sin más acción que la inocencia/” lo anteriormente expuesto ya sería suficiente…(*)
Pero una vez empieza la fiesta de la filosofía es imposible sustraerse a la pasión de la celebración, en este caso, del crepitar incesante y frenético de las vibraciones de luz desde el centro de este sistema planetario.
Y Zaratustra es la encarnación de la celebración, sus palabras antes que un razonamiento son UNA FIESTA.
Una fiesta donde el sol es protagonista como lo viera también el pintor Wassily Kandinsky:
“El sol derretía Moscú en una sola mancha que, como una maravillosa tuba, transformaba todo su interior en una sola alma en vibración. No, ¡esa roja unidad no es la hora más hermosa! Es tan solo el acorde final de una sinfonía que lleva cada color hasta su existencia suprema, que induce a Moscú a sonar como el fortefortíssimo de una orquesta gigantesca.”

«¡Tú gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!...”




Paso de largo por esa fantástica relación entre la luz solar y la serotonina, entre frecuencias de ondas de luz y neuronas e intensidades de felicidad.
Este éxtasis de volver a sentirse y ser el universo mismo marca el salto de la SUPERACION de más de dos mil años de la triste megametáfora o camisa de fuerza del idealismo platónico.
Primero el universo, luego el sol, después la vida en la tierra, le sigue el ser humano y con ello los efluvios de FELICIDAD.
Todos estos hechos tienen un vínculo que los entreteje, son manifestaciones de un mismo evento universal.
¡Primero el mar, luego las olas y después la exuberancia de LA ESPUMA…¡
¿Dónde se queda la no menos real y extensa tristeza?
En el lugar que le corresponde, en el fracaso del alcance de la misma felicidad, en una de las amargas dimensiones de la indagación constante para alcanzar la dicha.
La felicidad es el propósito, NO la tristeza.
Todos hacemos carrera para llegar a ser felices, nadie trabaja a conciencia para ser un desgraciado.
Aprovecho para hacer notar que la felicidad no sería el fin último de lo humano, esta sería un último peldaño para llegar luego al verdadero estado de la realización humana.
Tristeza…felicidad…y todavía queda algo más…impronunciable…donde el conocimiento y las palabras no funcionan, solo atisban…
aprendí tanto silencio/ que tengo mucho que callar/…
Ese algo impronunciable tiene una presencia muy dinámica que trasciende al mismo espacio y al mismo tiempo y se sale de todo pensamiento.
Ustedes poetas y artistas sienten y saben de lo que ahora hablo.
Ese algo mas allá de la felicidad misma, está ahí en el aroma y en la distancia CUANDO la flor a la flor entrega el alto germen, cantando DONDE la roca mantiene su flor diseminada en su golpeado traje de diamante y arena, vibrando hasta el frenesí EN ESE arrugado pétalo de luz por el ser humano que ha recogido en los determinados manantiales marinos. En lo relampagueante de la hora más hermosa o en la venia más pura de un acorde final.
Quienes han llegado a ese nivel máximo de plenitud y de existencia saben que ya no queda mas nada por alcanzar, han trascendido la vida misma y con ello la misma muerte…¿y entonces?...es el momento de mirar atrás, o hacia abajo como le gusta decir a Zaratustra y “…regalar y repartir hasta que los sabios entre los hombres hayan vuelto a regocijarse con su locura, y los pobres, con su riqueza.”

Es el momento en que Zaratustra “…quiere volver a hacerse hombre.”

(*)… esta lectura del Zaratustra es para los Amantes en un primer lugar…un manual a corazón abierto para poetas!

28 comentarios:

mabel casas dijo...

querido amigo dilman, frescura de aspirar y crecer da tu texto!!desde ese espiral universo, tierra ser humano, ante el sol, con el sol; siendo para que el sol sea

me gusta ese estado de plenitud del que hablás al alcanzar lo que la vida misma y nosotros nos planteamos y deseamos, donde luego todo está más allá de lo cotidiano y en esa misma belleza de lo cotidiano como contraposición se camina hacia la trascendencia en nuestras propias semillas que volverán al ciclo
como decís, totalmente de acuerdo en que se nace para tocar felicidad y no para nadar tristeza, cada uno lleva su carga de espalda; pero el fuerte, la osadía el desafío es poner en la balanza ambas cosas y dejar la pesadumbre en un cofre de la memoria aprendiendo de ella y seguir construyendo, hablando con la calidez del sol

me gustó mucho tu tema y el desarrollo
cariños de argentina

SIL dijo...

Difícillmente se encuentre en este polifacético mundo de los blogs, una entrada que contenga el voltage de ésta.
Oda a los cinco sentidos.

...¨queda algo más…impronunciable…donde el conocimiento y las palabras no funcionan, solo atisban… aprendí tanto silencio/ que tengo mucho que callar/…


GRACIAS.

I-N-C-R-E-I-B-L-E-

Gizela dijo...

Jajajaja!!!!!
Buenos días, desde Madrid, acomodándose para abrazar plenamente su otoño.
Mi querido Metaesteta,tu intensidad ya se ha convertido en telepatía.
Sólo que no logré leer bien tu pensamiento esta mañana cuando desperté.
Porque al levantarme pensaba en ti,en que debía escribirte, demasiados días sin sentir tus "efervescentes" y después de montar la cafetera, enciendo la computadora y...
¡Estas ahí!!! en mi blogroll, reluciente y lleno de luz, ¡efervescente como siempre! ¡jajajaja!
Y toda la falta de sol en mi ventana, la recibo aquí, con este SOLAZO, impregnando todo.
Un sacudón intenso como siempre tus entradas.
Y sacudes mi alma,la exprimes y a recompones en certezas de luz, de color, de amor por la vida.
Me he detenido varias veces, en las lineas, donde le das su lugar a la tristeza.
Yo particularmente, la siento siempre ahí, como mar paralelo.
Puedo tocarla en su oscuridad, siento sus brazos listos para el abrazo, si me "duermo en los laureles" y no recuerdo que mi objetivo aquí en la vida es agradecimiento por la vida misma, por los seres de luz que iluminan mi camino,por la capacidad que se me ha dado de ver y sentir y respirar todo lo maravilloso que nos rodea, que siento es sencillamente haber aprendido desde el silencio ruidoso de mi corazón, descubrir la magia verdadera del "recibir y devolver" entregas totales de vida
Mi adorado Metaesteta, tus entradas son en mi carrera hacia la felicidad, como el viejo poema que tanto me gusta:Itaca.
(que de paso, desde mi supremo despiste, no sé si ya te lo he dejado jajaja)
...
Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.
No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Posidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.
Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Posidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.
Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.
Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.
Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.
Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.
No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.
Sin ellas, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Leerte a ti y a Cavafis,en mi carrera hacia el sol, es sanación, es susto para ese mar paralelo, que siempre está dispuesto a mojar mis alas.
Porque pensamientos tan altos y bellos como los de ustedes, reducen ese mar,a "charquito sin olas" jajaja
Un beso inmenso, inmerso de todo el ruido silencioso de mi corazón.
Y mis zz gritando¡BRAVO, BRAVO, ante esta hermosa y efervescente entrada.
Gizz

© Lilium - Lilith dijo...

Uff...realmente leerte--y lo digo con toda la sinceridad que pueda existir Dilman--me ha regalado luz al corazón:).

Son pocos los blogs en donde me siento elevar y llenarme de luz, me pasa con los blogs de Ali montero (http://alimontero.blogspot.com te invito a que le leas, verás que belleza de personas encontrarás) y ahora con el tuyo...te lo agradezco Dilman, precioso post...habría que colgarlo por todos los blogs, webs, vidrieras, pizarras...en todos lados, a ver si así, cambiase un poquito este mundo:).

Ojalá vaya todo mejor con tu sobrino, mandale un beso de mi parte:).

Te dejo otro besote pa´vos, cálido y agradecido:).

María Evangelina Trabucco dijo...

Dilman! Tu ausencia se hizo sentir en este último tiempo, supongo que para todos tus lectores… No sabés cuánto me reconforta ver que volvés así, como un grito de luz! Ya estaba pensando que quizás te escribiera pero con ese saborcito amargo de no saberse oportuna… porque también aprendí de escucharme en el silencio y madurar naranjos!!
Disfruté mucho del post, sobre todo en el tratamiento de la felicidad como fin de la existencia humana y desde lo sustancial… en una era en la que todo se vuelve objeto de consumo y engañan ese camino vendiendo fórmulas de autoayuda cuando el único camino es el de la experiencia personal… ir buscando sin el temor a equivocarse, en una vida de prueba y error que nos acerque cada vez más a esa verdad intangible que es nuestro sol, la fuente de vida universal!
Abrazo! Y aquí o allá nos estamos encontrando!

Penélope Sierra dijo...

Dilman eso es obvio, y no hacía falta comentar ese lapsus, voy a hacerme un café y mientras descubro lo que me mandas, ahora te escribo.

Un abrazo y por cierto ahora vengo a ver tu nueva entrada, ... ya estoy emocionada por relajarme ante ella.

Soledad Sánchez M. dijo...

Tomo la luz que refleja este bello post, en la parte de poeta que me corresponde.

Reencontrate en esta explosión de luz (para mí, esperanza en la vida, asunción del todo desde dentro y para dentro), es un lujo que me ha alegrado el día.

Me gusta la ídea de un sol que se hace abrasador porque nos calienta. Ocurre como con nuestros escritos en la blogosfera: se hacen válidos, cobran importancia, gracias a los ojos que los saborean en la distancia.

Dilman, es un gusto leerte, ya lo sabes.

Un beso.

Soledad.

carmensabes dijo...

Estimado Dilman:
el delirio del sol puede llevar al hombre a su elevación máxima, en un camino sin retorno hacia la comunicación y la infelicidad. ¿ Aacaso la vibración positiva de la eterna búsqueda no agota en su propia esencia una respuesta?
¿Zaratustra inició su camino? ¿ su alma no estaba veteada por doloras incertidumbres?

De manera que Zaratustra no se hace hombre en su regreso a la desdicha sino que su búsqueda idealista marca una dolorosa inflexión. Zaratustra es el hombre con mayúsculas porque su búsqueda iniciática y no exenta de sufrimiento es profundamente humana.

Dilman, tu post representa el lirismo y el simbolismo del camino, no hacia el superhombre, sino hacia el hombre. Profunda y sugerente entrada, sólo nos queda filosofar a martillazos.

Alma Mateos Taborda dijo...

Magnífica entrada! De una profundidad y solvencia envidiable. Estoy gratamente sorprendida ya que entro por primera vez a este blog. ME FASCINÓ LEER UNA ENTRADA TAN BELLA. UN ABRAZO

Capricornio dijo...

Justo como cuando la noche se alarga más de lo que pensamos, cuando las horas a oscuras se vuelven de incógnita si estás despierto y no avanza el reloj...insomnio!...lento, oscuro, algo frio, así va el amanecer...

... de pronto puede ser mas oscuro, pero lentamente va sorprendiendo una leve luz, que por igual se empieza a escapar de su color rosa-naranja..una leve sensación de aire tibio, es el desperta de un nuevo día, es el sol en que empieza a bañar la tierra, a despertar a los seres dormidos o avisar a quienes despiertos, ya es otro día...

La LUZ del sol, bendito rayo de sol, así ha sido tu blog...con unos días previos que parecían noches, una ausencia de calor, que lentamente ha llegado. Con toda la fuerza que caracteriza tu línea, tu palabra, tu verso.

---Así también es la vida...

Dama Blanca dijo...

La verdad, es que yo soy más amante de la tenue luz de la luna y los misterios de la noche, que del sol.
Pero bueno, no es de extrañar, teniendo en cuenta que yo por alguna razón vivo de noche y no de día.

Aún así, y como ya he dicho en más de una ocasión, tus entradas están tan llenas de vida que es imposible resistirse a ellas.
Siempre te dejan con ganas de más.

izara dijo...

Es hermoso este sitio,
como siempre soñé,
que debe ser centroamérica.

Un saludo

Isabel Romana dijo...

Preciosas reflexiones, querido amigo. Para mí el sol es felicidad, sin duda, porque vuelvo a sentirme viva, me insufla energía en la piel. Estoy muy de acuerdo con que la alegría es el objetivo y no la pena. Lástima que algunas religiones lo hayan entendido justo al revés. Besos.

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

¡¡QUITASTE AL PERRO!!

Holaaaaaa!!!!

Al principio pensé que era un texto de "El perfume" ... pero no

Como te lo curras artista!!

BESOS

~¿si él=Sol, io=Andròmeda?~ dijo...

~♣n_n ¡Maravillosa! entrada, como siempre=). Entre solo a "echar un ojo" /rápido y no me kiero despegar ¡Encantada! ¡siii! ke fuera la vida si no tuvieramos ¿ké apreciar y ké nos aprecie blablabla? xD ¡Gracias por ser tan especial! Vuelvo prontito a terminar de deleitarme más y demás... ¡Merci infinito hombre encantador /maravilloso!^-^♣~

Gustavo dijo...

Mi querido hermano:

Qué fuera de nosotros sin la luz de tu sol o, al contrario, qué fuera de tu sol sin nosotros; qué fuera de mi intenso amor sin la mujer que amo o qué fuera de mis alimentos si no tuviera hambre; qué hubiera sido del Gran Beethoven sino hubiera habido oídos para su música y que fuera de la felicidad si no hubiera nadie que la sintiera... Yo como poeta encuentro la felicidad y la vivo en esos dulces momentos en los que me beso con la luz intensa de la felicidad de mi bien amada, cuando dejo que sus ojos me contemplen con esa intensidad azabache que le viene de muy adentro, cuando sus cabellos como hebras de sol quieren arropar mi cuerpo, cuando sus manos y las mías tejen pasiones y trascienden historias y desnudan la plenitud desbordada de un momento de absoluto goce y de repente...

De repente

De repente me nació el tiempo del mundo
y todo lo dediqué a ti…
De repente me brotó todo el amor
que quedaba en mi, y era mucho,
y lo consagré para ti…
De repente mis brazos se hicieron más fuertes
y mi fuerza se convirtió en ternura
que se enredó en tu cabello ensortijado…
De repente renací pleno de optimismo
y creí mi deber compartirlo contigo…
De repente me convertí en poema necesario
para cantarte a ti: luz de mi amanecer…
De repente fuí todo pasión y me hundí allí
donde eres trigo que germina y pan para el amor.


Esta entrada viejo Dilman, es como ese rayo de sol que penetra por la ventana en una mañana de invierno escandinavo, es decir, pura vida!

Te dejo un abrazo,

Gustavo

~¿si él=Sol, io=Andròmeda?~ dijo...

~♣n_n Totalmente de acuerdo con la estimada -Lilium lilith-. ¡Llenas de luz /iluminas! La vida esta en el ¡extasis! algo así dice el controversial -Zaratrustra-. ¡infinitas Gracias encantador varón!^-^♣~

©Claudia Isabel dijo...

Robo la frase: "De poeta y de loco todos tenemos un poco" estoy convencida de esto...en este post hay poesía, hay un pensamiento profundo. Muchos desvalorizan la poesía porque la consideran algo dramática, algo personal, o cosa de sensiblería femenina o una cursilería; pero yo estoy segura que la poesía, la verdadera poesía, surge del pensamiento y sentimiento profundo; que es la resultante de un análisis de ese sentimiento que la gesta...
Leerte es siempre un placer; porque sabés hilvanar las cosas y llegar al límite para hacernos pensar, entonces es poesía...
Un abrazo desde La perla de Janis, Buenos Aires

Isabel Romana dijo...

Pasé de nuevo a verte y he visto este sol feliz que nos hace felices. Besos.

Penélope Sierra dijo...

Iba a escribirte la respuesta en los comentarios, pero he decidido hacer con ella un post... es para tí, Dilman.

Ya sabes el camino...

Raul G dijo...

Buenas disertaciones.

Cuando el ser humano es feliz, está en armonía consigo mismo y con los demás Oscar Wilde

Con la libertad, las flores, los libros y la luna, ¿quién no sería perfectamente feliz? Oscar Wilde

El hombre feliz es aquel, que siendo rey o campesino, encuentra paz en su hogar. Johann Wolfgang von Goethe

La más interesante acerca de la felicidad es la del exiliado noruego, Jorge Luis Borges, por todo lo que con-textualmente y simbólicamente significa para él mismo y para los lectores:

He cometido el peor pecado que un hombre puede cometer: ¡no he sido feliz! J. L. Borges

Isabel Romana dijo...

Te agradezco muchísimo tu ofrecimiento de poner una pequeña reseña de "Dido reina de Cartago" en tu blog. Te dejo mi correo electrónico para que contactes conmigo y así tener yo el correo tuyo para enviarte el texto.
ibarchico@hotmail.com
Besos.

salvadorpliego dijo...

Maravilloso y lleno de vida este espacio. Un verdadero placer leerte. Saludos.

Isabel Romana dijo...

Gracias por tus cariñosas palabras, querido amigo. Ha sido una maravillosa aventura para mi y espero que los lectores la compartan con gozo. Un abrazo muy fuerte.

Monica Alvarez dijo...

Sin duda,F.Nietzsche tenía razón.Probablemente el sol no tendría razón de existir si no fuera para iluminarnos.Hermosas imágenes de Van Gogh,un enamorado de los amarillos y los versos de Neruda,un enamorado de la vida y la poesía.
Saludos desde Chile

Alma Mateos Taborda dijo...

Querido amigo: Después de una ausencia involuntaria, vengo a dejarte mi fraternal abrazo y mi agradecimiento por la solidaridad que me brindas en estos momentos. Me ha conmovido profundamente tu mensaje. Esto me permite asegurar que si obramos bien, nunca estaremos solos. Considero la vida como un constante aprendizaje y quiero seguir ejerciéndola con generosidad y mejorando cada día. Siempre se encuentra valor y fuerzas en espíritus generosos como el tuyo. Infinitas Gracias!

Liliana Lucki dijo...

Los iluminados nos dejan mucho para aprender.

Iluminas!!!

Un placer inmenso leer tus escritos.

Mi saludo desde Argentina ,Liliana

ANTONIO MARTÍN ORTIZ dijo...

Amigo Dilman,

Recibo tu comentario sobre Kavafis y me vengo a este blog tuyo, donde está el Sol que ilumina, que nos ilumina. Como muy bien se dice aquí, ¿qué sentido tendría el Sol, si no tuviese a quien iluminar? Igualmente Ítaka: por importante que sea el viaje y no se consiga nunca el final,la meta, ¿qué sentido tendría ese navegar de Ulises, si no existiese Ítaka?
Me ha parecido muy acertada tu alusión al Sol en el comentario a Ítaka.

Recibe, desde aquí, desde España, donde ahora no ilumina el Sol, porque es de noche, sino la Luna, un cordial saludo, y un abrazo,

Antonio