miércoles, 1 de diciembre de 2010

La Gran Fuga

Zaratustra está transformado,
Zaratustra se ha convertido en un niño,
Zaratustra es un despierto:
¿qué quieres hacer ahora entre los que duermen?
En la soledad vivías como en el mar, y el mar te llevaba.
Ay, ¿quieres bajar a tierra?
Ay, ¿quieres volver a arrastrar tú mismo tu cuerpo?
Zaratustra respondió: «Yo amo a los hombres.»
¿Por qué, dijo el santo, me marché yo al bosque y a las soledades?
¿No fue acaso porque amaba demasiado a los hombres?
Ahora amo a Dios: a los hombres no los amo.
El hombre es para mí una cosa demasiado imperfecta.
El amor al hombre me mataría.
Zaratustra respondió:
«¡Qué dije amor! Lo que yo llevo a los hombres es un regalo.»


























A ¿En qué tonalidad empieza?
B No hay tonalidad
A ¿No hay tonalidad? No se puede componer música sin tonalidad.
B Esta sólo puedo componerla sin ella, es un compás común, molto adagio, sotto voce, el primer violín negras, Do central sube a La, un compás, Sol sube a Do ligado, Fa, segundo violín barra dos, Do central sube a La, doble nota Mi Sol, Do
A Listo!
B Clave de la viola, Silencio de dos tiempos.
A Es un himno!
B Sí un himno de acción de gracias
A ¿De acción de gracias?
B A Dios por dejarme vivir para acabar mi obra. 
Después del pianissimo se reanuda el canon, el primer violín toca el tema, la viola Do a La va creciendo ganando fuerza, segundo violín Do a La
A ¿Una octava más arriba?
B Sí, y llega la lucha, primer violín Do sube una octava! Y luego sube a Sol! Y el violonchelo…
A Baja
B Sí baja…arrastrado hacia abajo blancas Fa Mi Re  constantemente hacia abajo, y entonces! Una voz, surge una voz sola y frágil elevándose por encima de la estrofa, la lucha continúa
A
B Bajo la superficie
A ¿Crescendo?
B Sí, el primer violín anhela, le suplica a Dios, y entonces Dios responde, las nubes se abren, bajan unas manos amorosas y te elevan hacia el cielo! El chelo permanece en la tierra, en cambio las demás voces se elevan flotando…
A Por un instante…
B Sí…por un instante en el que se puede vivir eternamente…la tierra deja de existir…el tiempo no tiene límites…y las manos que te han elevado te acarician la cara, se amoldan a la cara de Dios…y estás en armonía…estás en paz…y finalmente eres libre…
A …Sí  


10 comentarios:

Carmiña dijo...

Recuerdo la tarde con Margarita y Patri luego de haber escuchado el cuarteto checo interpretando la Gran Fuga cuando dijiste que a la menor oportunidad publicarías algo en el 13. Se cumplió la menor oportunidad.
Leí de la ficha técnica de la película y me sorprende que el guionista desde los 13! años estudia a Beethoven, ya lleva más de 30 en ello; que la directora escogió la mejor interpretación, a mi parecer, entre 6, de la 9na Sinfonía en su parte coral del director Bernard Haitkin.
Pero lo que más me sorprende es que con esa película se viva desde la música, desde la misma composición el proceso vital de cómo nace la Gran Fuga, claro que desde la ficción del libretista, quien expresa con su argumento algo que yo siempre he sentido con relación al compositor, es esa forma de crear como quien se está ahogando en un océano de creatividad, como un asmático en plena crisis. Leí que debido a su sordera Beethoven modificó algunos instrumentos para escuchar algunas de sus notas, y ese es el principal problema que yo siento de los intérpretes de la 9 sinfonía, no interpretan como sordos, con la angustia y el drama de no ser escuchados ni de escuchar, la mayoría son extremadamente correctos e impecables no se saltan la solemnidad que les merece el Genio, tienen la comodidad de un público de antemano postrado. Tal vez si hicieran el experimento de taparse los oídos en los ensayos, le darían ese condimento que debe escaparse al respeto académico.
Otro punto que me entusiasmó de la película es que muestra que estas últimas piezas fueron creadas desde una inmensa demanda de afecto y comunicación, que la impetuosidad y determinación en la que se formó desde niño, pues su padre era un explotador alcohólico, llega a su cúspide en este periodo, lo que el actor encarna a la perfección.
Me fascinan y me maravillan todos estos elementos que los estudiosos recogen y construyen para interpretar las composiciones del artista, grandioso ese simbolismo del “puente” hacia la libertad y hacia el futuro de la música y grandioso ese recurso imaginativo de la copista acompañándolo en su agonía:

Carmiña dijo...

Para quienes creemos en un Dios (no es tu caso) se despeja la incógnita de la ecuación existencial en la creación, detrás de todo Genio hay una gran Genia o Genio y viceversa sea esta imaginaria o real, pero ahí está no puede faltar, lo que en la trama se presenta con Anna Holtz, y lo que al final del diálogo recoge Beethoven diciendo que las manos de Dios le tocan el rostro, luego de que ella lo afeita y le da la sopa…” y las manos que te han elevado te acarician la cara, se amoldan a la cara de Dios…y estás en armonía…estás en paz…y finalmente eres libre…” se amoldan a la cara de Dios, con esto entiendo que el ser humano se funde con Dios se hace divino, en este estado tan sublime, el sexo sobra, y lo masculino y lo femenino del universo se integran, se complementan, resuelven la ecuación de la existencia. Por eso creo Zaratustra llega al mismo estado y no se menciona mujer alguna. Y entiendo y siento que ese es el gran regalo que trae para la humanidad el que se hizo niño, el despierto. Qué!!! Casualidad!!! En Diciembre el hijo del hombre se hace niño y trae regalos y Zaratustra es un niño y trae un regalo!!! Ahora recuerdo muy bien tu publicación en el Verde de cantando bajo la lluvia y el sexo de los ángeles.
Ya afirman muchos que la vida es un sueño lo mismo que la muerte, y que la única verdad es la que se da en el sueño del arte, vivir es un espejismo luego de que nuestro rostro se amolda a la cara de Dios.
Me siento ditirámbica, intempestiva, Dionisos me posee. Mi abrazo gran filósofo y tomo con gran esmero el regalo existencial del Zaratustra y el Sol es radiante a pesar de que el cielo es muy gris. Un beso!!!
http://www.youtube.com/watch?v=HjMyx06nR5M

Carmiña dijo...

Perdón mil perdones es Bernard Haitink y no Haitkin.

Gizela dijo...

Verde que te quiero!!!!
Tiempo sin venir a 13...bueno sin escribir, porque estoy ahí sentada en la columna del sol, guiñándote un ojo, y mandándote un beso antes de que te vayas a dormir, cada noche jajajaja
Arrancaste "puro y duro" en esta edición... Zaratrustra y Beethoven
Y la verdad que sé tan poquito de los dos y de paso, no logro entender la relación de ambos en esta edición

"La Gran Fuga de Beethoven es uno de sus mayores logros, una de las partituras más potentes de la historia escrita para un cuarteto de cuerda al final de su vida, cuando estaba completamente sordo y desesperado,
y fue convertido en una pieza independiente a después a pedido de su editor.
Hoy temprano leía que un día, cuando Beethoven escribía la Gran fuga, dijo al poeta y dramaturgo Holz "Hacer una fuga no es arte; yo he hecho docenas de ellas en mis tiempos de estudiante. Pero la imaginación reclama también sus derechos, y hoy es necesario que otro "espíritu verdaderamente poético" entre en la forma antigua

Se ha escrito que Nietzsche escribió su obra: Así habló Zaratustra como un poema enamorado,como "una confesión de amor"
Su biógrafo Curt Paul Janz escribió:
"Un éxito en la relación amorosa con Lou hubiera significado para Nietzsche la última oportunidad para volver a encontrar el camino hacia las personas; como le fue negado, ello lo volvió a encerrar definitivamente ya en su desesperanzada y amarga soledad"

Así habló Zaratustra es esa obra "a imagen y semejanza" de lo que era Nietzsche al momento de su enamoramiento: un hombre, un "ser en verdad mejor que los hombres ordinarios",
Los enamoramientos y renacimientos de Nietzsche son una y la misma cosa: supremos, cósmicos y cataclísmicos y, su enamoramiento por la rusa Lou, fue la aurora que anuncia a Zaratustra.

Bueno mi Metaesteta, sigo sin ver tu relación entre los dos, estoy segura que la hay y soy yo la que ando leeenta jajaja
Pero momentos de plena libertad...fugas hermosas, todos tenemos la oportunidad de tener
Un momento sublime, donde palpamos al amor
Una meditación profunda
Una obra terminada que en sus colores o en sus notas o letras guarda un pedazo de nuestra verdadera esencia.
Creo que vivimos tejiendo grandes y sublimes fugas cotidianamente,siempre y cuando alejemos de nuestra existencia " la perdida del asombro", y ello se vuelva coraza que paralice nuestro corazón y nuestro espíritu
Y como hoy lo que he echo es divagar y no soy lo suficientemente pobre para dejarte sólo esta limosna de comentario jajaja Te dejo tambien un beso inmenso y un apurruño eterno jajajaja...y viva el arte y el amor!!!!!!

Poetiza dijo...

Dilman, paso a saludar y leerte. Un buen texto, informativo para mi. Gracias por las palabras dejadas en mi rincon de poesia, ya estoy bien, fue en el pasado cuando necesite ayuda, aunque no dudo que en el futuro quiza la necesite, espero contar con tu amistad por si sucede. Gracias Dilman. Te dejo un beso, cuidate mucho.

elisa...lichazul dijo...

la primera parte me recordó a Nietzsche,y su hombre y su super, todos buscan lo mismo
pero la esencia humana es absolutamente belicosa
hemos avanzado en tecnologías , y mejorado otras del pasado, pero en cuanto a civilización psico-social seguimos tan "primitivos" o tan paleolíticos como siempre jajaja

melodías y pulsos nos accionan y nos reflejan, somos piezas sin duda de una gran engranaje

un abrazo de paz
siempre te he visto en lo de Roy
y de curiosa he venido a ver tu espacio:)
desde Chile, tenuna semana genial

elena clásica dijo...

Querido Dilman:

Es nada más que un segundo, pero el segundo cobra otra dimensión cuando no existen las dimensiones.
El momento de encuentro, en el que se vislumbra el origen y el fin, el sentido.
En palabras de Michael Talbot, los textos tántricos entienden que el universo puede considerarse como una emanación de la mente. La apariencia de que es físico y objetivo es "mahamaya", es decir, la mayor de las ilusiones. Pero el universo no es la proyección de una sola mente. Cada uno de nosotros contribuye a la creación de la proyección. La realidad, pues, según esta teoría de la nueva física que viene a coincidir con la de los místicos es "omnijetiva", desapareciendo la distinción entre la dualidad subjetiva/objetiva.

Querer implicarse nuevamente en ella es el descenso y la ascensión de Zaratustra niño, la única diferencia con el santo y con el resto de los mortales es la conciencia del papel. La poesía y la música son el arte elevador una vez más en su experiencia inefable, como dirían los místicos.

Es un placer siempre formar parte de la conciencia "omnijetiva" en tu espacio y en tus aladas palabras, querido Dilman.

Recibe un gran abrazo.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Entre las notas me pierdo pero sin ellas, estaría perdido.
· Amar a los hombres es tarea difícil. Amar a Dios... un imposible. ¿Ama él a los hombres?

· un abrazo, filósofo

CR & LMA
________________________________
·

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Dilman,

Buena conjunción, el discurso de Zaratustra y la Gran Fuga de Beethoven, compuesta un año antes de morir, en plena sordera, como se puede percibir en la película Copying Beethoven. La anécdota es histórica, Los Seres superiores no pueden vivir ya en este mundo: Beethoven rompe con la armonía y las normas de composición clásicas y se eleva a otro mundo. Es por eso mismo que Zaratustra tiene que alejarse a las montañas, porque el mundo le queda pequeño. Es como una especie de Übermensch, el Superhombre.

Es muy acertada esa unión que haces de los dos personajes, el uno, Beethoven, histórico, el otro, Zaratustra, literario, aunque hay que suponer que Nietzsche se veía a sí mismo en el Übermensch.

Un cordial saludo, desde España, amigo Dilman.

Antonio

Penélope Sierra dijo...

Dilman! Que bien me hace venir por tus letras. Vengo ademas a dejarte un abrazo con todo el cariño que mereces, a desear que hoy tengas una nochebuena de las buenas, buenas, y un mejor 2011...

De esos años donde todo lo deseado venga a quedarse contigo.

Un abrazo que no acaba.

Penélope