lunes, 6 de julio de 2009

Pero al fin su corazón se transformó (III)

“Allí gozó de su espíritu y de su soledad y durante diez años no se cansó de hacerlo. Pero al fin su corazón se transformó, - y una mañana, levantándose con la aurora, se colocó delante del sol y le habló así:”…
No es fácil hablar sobre esta experiencia nitzscheana desde la tradición de la filosofía basada en la estructura de pensamiento platónica aristotélica.
Esta inmersión total en la pureza de la nada es tan subjetiva y tan desligada de toda argumentación y de todo discurso que las palabras pierden su función.
Tampoco sirven los instrumentos del pensamiento, pues al no haber nada sobre lo que se pueda pensar cualquier pensamiento se disuelve.
Nadie que no haya pasado por tal vivencia podría siquiera imaginar esa otra cara o dimensión del universo y mucho menos hablar sobre ello.
Pero hay facultades en el ser humano que pueden dar cuenta de tal aventura: La música en un primer momento y la intuición hecha poesía o arte en un segundo lugar.
Es en la música donde se puede oír y sentir como fluye la vitalidad, no sólo la humana sino la de todo el universo.
Es en la poesía donde se llega desde la palabra al borde de lo infinito para sentir su brisa y la ternura de su caricia cuando sopla y canta con delicadeza en nuestro espíritu.
Encontré dos ejemplos que nos iluminan sobre lo anteriormente dicho.
Uno es de Pablo Neruda:
“Puse la frente entre las olas profundas,
descendí como gota entre la paz sulfúrica,
y, como un ciego, regresé al jazmín
de la gastada primavera humana.”
Otro lo encontré en el blog Ababol en una cita de Emile Cioran:
Cuando me paseaba a una hora tardia
por esa avenida bordeada de arboles,una
castaña cayo a mis pies, el ruido que,
hizo al estallar,el eco que se suscito en
mi y un sobrecogimiento
desproporcionado ante este incidente
infinito me sumergieron en el milagro,en
la embriaguez de lo infinito,como si ya
no hubieran preguntas,solo respuestas.
Cuando el pensamiento desaparece no hay nada que se pueda decir, nos queda entonces el corazón contenido en la totalidad del universo para vivir y expresar esa totalidad.
La cabeza dirá “una castaña” y eso es todo… suficiente.
Oigamos lo que puede decir el corazón, otra vez con Pablo Neruda en una oda a una castaña:
caíste
completa
de madera pulida,
de lúcida caoba,
lista
como un violín que acaba
de nacer en la altura,
y cae
terminado en secreto
entre pájaros y hojas,
escuela de la forma,
linaje de leña y de la harina,
instrumento ovalado
que guarda en su estructura
delicia intacta y rosa comestible.
En lo alto abandonaste
el erizado erizo
que, entreabrió sus espinas
en la luz del castaño,
por esa partidura
viste el mundo,
pájaros
llenos de sílabas,
rocío
con estrellas,
y abajo
cabezas de muchachos y muchachas,
hierbas que tiemblan sin reposo,
humo que sube y sube.
Te decidiste,
castaña,
y saltaste a la tierra,
bruñida y preparada,
endurecida y suave
como un pequeño seno
de las islas de América.
Caíste
golpeando
el suelo
pero nada pasó,
la hierba
siguió temblando, el viejo
castaño susurró como las bocas
de toda una arboleda,
cayó una hoja del otoño rojo,
firme siguieron trabajando
las horas en la tierra.
Porque eres
sólo
una semilla,
castaño, otoño, tierra,
agua, altura, silencio
prepararon el germen,
la harinosa espesura,
los párpados maternos
que abrirán, enterrados,
de nuevo hacia la altura
la magnitud sencilla
de un follaje,
la oscura trama húmeda
de unas nuevas raíces,
las antiguas y nuevas dimensiones
de otro castaño en la tierra.
Cuando el corazón se posa en el silencio se afirma y se da nuestra verdadera individualidad. No hay posibidades de escape ni de ir a alguna parte, es allí donde se decanta nuestro centro y somos lo que somos.
No podemos acudir a nada ni a nadie, ni material o abstracto, solo somos nosotros mismos, ni nadie puede acudir a nosotros.
Esa es la dicha de nuestro segundo nacimiento, de ahí en adelante el universo empieza a brotar con pasión desde nuestro propio centro, llegamos a nuestra única autenticidad.
No necesitamos los pensamientos de nadie ni las creencias en alguien para decir, callar o ser.

Es un florecimiento en el sustento mismo del universo: en el amor.
Es una comunión con el devenir eterno, comunión donde dejamos de ser agresivos con la totalidad, porque ya no necesitamos someter a nadie ni a nada, sólo danzar y cantar.
Al llegar a ser uno con el universo ya no hay miedo, los finales desaparecen y solo quedan las trascendencias.
Trascendencias que nos colmarán siempre de alegrías y respuestas, es decir de total sabiduría. Ya lo decía Picasso “Yo no busco, encuentro…”
Habrá tal abundancia de amor y de sabiduría en nosotros que nunca nos cansaremos de dar, repartir y compartir.
Es en el silencio donde nuestro corazón puede sufrir una definitiva transformación…

28 comentarios:

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Oye... qué espesura, no he podido terminar, mi bebé me persigue, pero volveré.

Por cierto: qué sabes de los domadores de leones desafinados? jajaj

Gizela dijo...

“¡Oh gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!…”
Buenos días en Madrid.
Mi querido efervescente..
Me quito el sombrero ante usted…
¡Vaya entrada!..Hasta el aroma de mi café, palideció de envidas ( se pegaron las sabanas hoy)
Después de leerla por primera vez, rápido fui a buscar alguna versión de Also sprach Zarathustra de Strauss , y encontré una preciosa de un músico brasileño: Eumir Deodato y te vuelvo a leer envuelta en su música …los dos conforman una efervescente y extasiante combinación
Debo ser sincera hasta los tuétanos…tenía tiempo que no disfrutaba tanto de un tardío despertar
Es difícil comentarte, no hay mucho más que acotar aquí. Por lo menos para mí, en mi infinita ignorancia, pero siempre recorriendo los caminos de una eterna aprendiz.
No había leído esa lindura de la Oda a la castaña. Eriza la piel, encontrar tanta belleza plena de contenido, en el simple y grandioso movimiento de una semilla al caer a su próximo destino.
En el silencio del corazón, se vive la poesía, porque la vida apreciada desde el corazón, sin análisis, sin culturas, sin conocimientos, desde nuestro ruidoso silencio de amor, es vivir la poesía.
Ya sabes que no creo en los que la escriben paro no la viven. Los ejercicios meramente intelectuales o artísticos, si no están plagados de latir existencial para mí, son simples huecos vacíos, disfrazados de cultura.
Un el corazón...
Ahí se encuentra todo.
El remanso y la tempestad que determina nuestro camino
El suspiro que nos permite ser vuelo al viento de hoja dorada en el otoño, o ser rayo de sol veraniego, reflejado en una gota traspirada gozosa sobre el cuerpo, o un simple hermoso brote verde, que pelea contra la presión de las tejas de un viejo techo, para salir airoso a recibir la caricia del sol.
Creo fervientemente que si dejamos que nuestro corazón sea el director de la orquesta, todos los días, todos los minutos y segundos, convertimos nuestra existencia en un poema… y llegamos realmente a ser POETAS…
Preciosa entrada, te dejo un abrazo inmenso, desde mi silencio pleno de ruidos amorosos, intentando aprender a ser…
Una sencilla poesía

Isabel Romana dijo...

Una entrada que da lugar a pensar, y mucho. Aunque también a sentir. Lo que más me hace sentirme parte de la naturaleza, lo que con mayor intensidad me lleva a percibir mi insignificancia y pequeñez y, al mismo tiempo, mi pertenencia a algo que es muy superior a mi propia persona e individualidad, es la contemplación del cielo estrellado. En silencio, desde luego. Un abrazo muy fuerte.

Penélope Sierra dijo...

Dilman me llevo a Neruda, para mi propia transformación,... con tú permiso.

Penélope Sierra dijo...

Le puse una foto y tu link, conectando la belleza de Neruda, lo que expresas a lo que ven mis ojos...

Abrazo

sin seXuras dijo...

siempre será bienvenido el retorno a la palabra origen... la palabra emotiva! Otro tipo de desnudez!

Gustavo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gustavo dijo...

Mi querido hermano:

Eres todo un poeta, eres un filósofo virtuoso, eres todo un artista!
En ti si que se transforma el corazón cada día, porque cada día creas la ilusión de un salto cualitativo mucho más grande; en esta entrada nos dejas un derroche de esa sabiduría que te acompaña siempre...Esta entrada, como todas las que has publicado, nos dejan en un estado de alerta: alerta por lo nuevo que de ti vendrá. Haz logrado crear un mundo mágico en donde la soledad adquiere esa dimensión positiva que ella tiene y nos hace conscientes de la necesidad de alejarnos a un espacio ajeno a la "civilización" para redescubrirnos y elevarnos a otras alturas destinadas a los hombres nuevos, ebrios de sabiduría, amantes de la danza y el arte y posesos del amor.
Permiteme pues, hermano mío, entrar a tu eterna fiesta y celebrar la dicha de saber que de la soledad hemos crecido para ser más sabios.
Te celebro, te abrazo y te dejo este poema.

Hoy, muy temprano, quizás mañana

Hoy, muy temprano, quizás mañana:
Desde el fondo palpitar de mi corazón
emergen soledades explosivamente mías,
son como primaveras invisibles.
Tú, corazón, que interpretas a la nada
que traduces inquietudes tan extrañas,
házme saber de qué color son mis ausencias
y en qué esquina huele a hipocresía.
Hoy, muy temprano, quizás mañana:
Corazón palpitas lleno de vida nueva
o eres la voz después del silencio?
Nada en ti no existo, soledad soy tu carne.
Como una antorcha pintando crepúsculos,
alumbras y calientas viejas dicotomías:
ser o no ser, huir o levantar la espada.
La nada se arrastra buscando un corazón.


Gustavo Figueroa Velásquez
Gävle, Suecia, 2009-07-08
©

María Evangelina Trabucco dijo...

Se trata de devolverle el misterio al universo, tratarlo con respeto... La filosofía indígena es muy interesante al respecto. Ellos sostenían que sólo al callar la voz interior podía verse el mundo tal cual es! El pensamiento es eso que limita, diciéndonos qué debemos ver. Por ahí el artista es un poco ese tipo de filósofo, el que puede ver al universo mismo en una hoja.
Cariños,
Evangelina.

Capricornio dijo...

Lo pleno está en la poesía filosófica. cuando el alma puede tocar las palabras y contagiar a sus lectores del infinito espíritu que se lleva dentro. Cuando otros pueden aprender por medio tuyo. Cuando las sensaciones se expresan y se comparten.
Un universo único y múltiple. Compartido pero muy íntimo. Cuando "Amor" es todo lo que rige la vida. Eso es tu blog.

MentesSueltas dijo...

Aqui estoy visitando tus rincones y tus letras... Siempre es bello leer sobre culturas y su sabiduria. Excelente trabajo, para releer lentamente.

Te abrazo.
MentesSueltas

Gizela dijo...

¿Qué se le dice a un filosofo y único metaesteta en el mundo, cuando una se ve sentada en la columna del sol, sostenida de una de las ramas del árbol de la sabiduría del Número 13?
La vida tiene muchas vertientes, muchas esquinas.
A veces nos bloquea el camino con pesadas rocas que cuesta mucho apartar.
¡Y lo hacemos!
Pero para lograr moverlas requerimos clavar nuestros pies descalzos sobre la tierra y arrástralos al mismo tiempo que arrastramos la roca para apartarla, a fin de no resbalar en el intento.
Otras veces nos coloca plumas ligeras, que se adhieren a nuestra alma convirtiéndose en alas que nos permite volar. Como los pájaros, como las mariposas.
Y besamos brisa, abrazamos nubes, jugamos al escondite con los rayitos del sol.
En las noches subimos y nos sentamos en las aristas de las estrellas y tomamos te con la luna.
Metaesteta: ¡Me regalaste dos alas de plumas multicolores!.
Esta noche se lo contaré a la luna cuando suba a tomar el te.
Un besote inmenso, con toda la poesía de mi corazón.

Annie dijo...

Dilman:

Cuantas veces he leído este post?

No sé... Cuatro, cinco, seis veces, tal vez?
Poco importa, porque el placer es tan inmenso que se me escapan las palabras, no sé como expresarlo...

En mi vida he pasado por varias pequeñas transformaciones (como una mariposa en una metamorfosis lenta pero inexorable) y siempre he quedado en absoluto silencio...

No ha quedado nada por decir, has dicho las palabras exactas y con maestría.

Mejor dicho, no me ha quedado nada por decir, pero me ha quedado todo por sentir, hasta el latido emocionado de mi corazón.

MUY BELLO...

UN BESOTE.

=)

Annie dijo...

Dilman:

Es uno de mis poemas preferidos, me lo hiciste recordar. Es tan bello en portugués como en español...

EN LA ISLA TANTAS VECES HABITADA
(José Saramago)

En la isla tantas veces habitada en la que estamos
hay noches, mañanas y madrugadas en que no es preciso morir.
Entonces sabemos todo lo que fue y será,
el mundo aparece definitivamente explicado
y nos penetra una gran serenidad, y se dicen
las palabras que la significan.


Levantamos un puñado de tierra
y la apretamos entre las manos
con dulzura.
Ahí esta contenida toda la verdad soportable:
el contorno de la realidad, la fantasía y los límites.
Podemos entonces decir que somos libres
con la paz y la sonrisa de quien se reconoce
puesto a rodar por el mundo infatigable,
porque mordió el alma hasta sus huesos.
Dejemos escapar suavemente la tierra
donde acontecen milagros
como el agua, la piedra y la raíz.
Cada uno de nosotros es la vida.
Que eso nos baste.


Un beso enorme Amigo!!!

Nano dijo...

realmente explendido y un post que no importa releer una y otra vez todos de una o otra forma nos sentimos reflejados.

POR FAVOR SIGUE ASI.
salud

Gizela dijo...

Una nueva lectura, Y un nuevo apuntalamiento en mis locuras.
Te dejo lindas sensaciones y una semana llena de linduras, felicidades y ruido amoroso de corazón
BESOTES...

ShiseHime dijo...

Wow que esta
lendo
esto
O_O
xcuidese
^__^

Isabel Romana dijo...

Pasé de nuevo a verte. Besos.

Dama Blanca dijo...

Es tan fácil perderse entre tus letras que por densa que parezca la escritura el texto se vuelve fluido, líquido a los ojos, y se acaba en lo que dura un suspiro.

Y luego, el sabor de boca, la sensación de sed, de querer más.

De los comentarios a mi última historia, el tuyo ha sido el que más me ha gustado, y es que has sido quizás el que mejor ha captado la idea: todos sucumbimos ante algo alguna vez, el valor se encuentra en aguantar el aire hasta la superficie, y no ahogarse.

Un saludo para ti.

[[Nutella]] dijo...

Neruda uno de los mas grandes poetas, gracias por compartirlo con nosotros, que bello eso del segundo nacimiento y ser uno solo con nuestros pensamientos, desafortunadamente pocos lo logran, para la gran mayoria es imposible no contaminarse con pensamientos y palabras y actitudes ajenas.........utopico pero bello

Acuarius dijo...

Muy...
buena información.

©Claudia Isabel dijo...

Leerte es un lujo.
Hermosas tus palabras y los poemas.
Un abrazo inmenso desde La Perla de Janis

Isabel Romana dijo...

¿No te animas a postear de nuevo? Un abrazo.

MentesSueltas dijo...

Un placer leerte.
Prometo volver.

Te abrazo
MentesSueltas

Mirta Benavente dijo...

Hola Dilman!

No me resulta fácil comentarte, pero al terminar de leer tu entrada lo que senti tambièn se transformo y entonces fuì y tomè el pincel.
Un beso grande.

© Lilium - Lilith dijo...

Querido amigo, posees la virtud de hacer poesía con cada palabra, de regalarle mucha más armonía y belleza a aquellas palabras que han sido ya celebradas...

El leerte, me ha llenado de una especie de energía y una profunda mezcla de emociones hoy...de un todo...por cada sendero individual..:)

Ha sido algo así como cerrar el círculo:)

Gracias por ello;)

Te dejo mil besos llenitos de cariño:)

mabel casas dijo...

un anochecer frente al río de la plata embravecido, turbulento indómito, golpeando contra los escalones del murallón, pasándolo, haciéndo de la espuma un collar de pelas lloviendo los espacios,con el viento metido a juego del todo o nada con ella; mirando a lo largo en distancia el espectáculo repetía y repetía sonido y emoción...como no dejarse llevar en sus manifestaciones, callar y ser parte de ese universo que me regalaba la posibilidad de entrar y sentir su arte conmoviéndome sin nada más que estar...

hay vivencia, hay infinito absorvido en estas vivencias...y eso vale saberse y saber que una maxima cosa como esta o una mínima como una caricia queda de un niño con gesto de conmoverse...te alejan de haber creído alguna vez en que todo es la nada...y comprendes que eso es único y tuyo...existe y existís

un beso Dilman...vovler a recordar la vibración de aquellos momentos fue impulsado por tu texto, gracias
un abrazo enorme

Annie dijo...

Hoy 29 de Julio en mi país se festeja el día del amigo, por eso vengo a saludarte y a desearte un MARAVILLOSO DÍA!!!

BESOTES, Dilman!!

=)